Cómo optimizar el contenido correctamente

Posted on 2 diciembre, 2014

Cómo optimizar el contenido con éxito.

Como ya sabes, en el gran mundo de internet el verdadero rey es el contenido. Es la pieza más importante de todo el puzzle y resulta útil por varios motivos: por un lado, es la vía o el camino mediante el cual establecemos relaciones con nuestros clientes; por el otro, es una excelente forma de posicionarnos. Para que puedas sacar el máximo rendimiento de tu página web o blog debes saber cómo optimizar el contenido correctamente y sobre esto, y algunos otros temas, vamos a hablarte en este artículo.

No está estrechamente relacionado con la optimización del contenido pero nos parece vital tenerlo en cuenta: la temática. ¿Por qué digo que no está estrechamente relacionado con la optimización del contenido? Bien, imagina que tienes una empresa de telefonía móvil e imagina que en tu blog públicas una noticia muy fresca sobre las propiedades de la naranja. Imagina que has aplicado todas las técnicas de posicionamiento y optimización a tu contenido correctamente. Como ves, la temática del contenido no tiene nada que ver con el contenido en general del que trata tu página web pero ¿significa esto que no se posicionará? Evidentemente no, puesto que no tiene nada que ver una temática con la otra. Ahora bien, en el caso de que tu post lo hayas insertado en un blog cuya temática sea vinculante al sector de las frutas u hortalizas, lo que ocurrirá es que sí se posicione.

Entonces ¿qué ocurrirá si se han hecho bien las cosas?

Es así de sencillo, cuando alguien acuda al buscador para informarse sobre las propiedades de la naranja, muy probablemente tu post aparecerá uno de los primeros si está bien optimizado y ha tenido relevancia entre los usuarios. Esto es, el contenido está posicionado pero no te está ayudando a atraer a los clientes adecuados para ti ya que, al final, lo que tú estás buscando es que se acerquen a ti personas interesadas en adquirir servicios o dispositivos de telefonía móvil y no personas interesadas en las bondades de la naranja.

Ahora, con este ejemplo tenemos claro qué elegir la temática es sumamente importante para comenzar a trabajar el contenido. Incluso, si puedes elaborar una estrategia de contenidos de cara a la información que puedes ofrecer de utilidad sobre el sector a tus clientes y visitantes; y de cara al propio posicionamiento, muchísimo mejor.

Tras esta breve introducción queremos que sepas lo que realmente es importante para que tengas éxito en la elaboración de tus artículos y para ello entramos de lleno con los aspectos fundamentales que no debes pasar por alto aplicar sobre éstos…

Aspectos a tener en cuenta sobre cómo optimizar el contenido

Ahora bien, comenzamos con la parte técnica de la optimización del contenido y lo primero que vamos a ver es la elección de la palabra clave, pero antes de entrar en esta materia quizá te interese saber cómo buscar palabras clave adecuadas.

Elección de la palabra clave

Te recomendamos que todas las palabras clave que trabajes en el blog de tu website estén relacionadas directamente con el sector al que te dedicas. Es decir, si tu sector es el de la telefonía móvil, sería conveniente que todas las palabras claves que trabajes es en cada uno de los post estuvieran relacionadas. Por ejemplo, smartphone, características Samsung S4, teléfonos, móviles, etc. ¿Por qué? Pues porque el buscador necesita saber a qué te dedicas para decidir ante quien te presenta. Si comienzas a hablar sobre temas como, por ejemplo, economía, política o salud, estás confundiendo al buscador y, por tanto, no tendrás el posicionamiento qué esperas.

Con este dato claro, el siguiente paso sería escoger el título para tu post. Imagina que quieres hablar sobre las características del nuevo al iphone 6. La palabra clave que elijas debe tener que ver directamente con esto.Podrías tomar como base “características del iphone 6”.

Google tiene una herramienta muy útil llamada Google Keyword Planner que nos ofrece información relevante sobre el volumen de búsquedas que tiene una palabra en concreto. Así que puedes apoyarte en esta herramienta para encontrar las palabras clave que mejor se adapten a tus contenidos. En este caso, podrías realizar una búsqueda con la frase “características del iphone 6”. Te dirá el volumen de búsquedas exacto que tiene el término o los términos que has introducido, y además, te dará otras opciones entre las que puedes comparar para determinar cuál es la que más te interesa en función de la que tenga mayor relevancia. En este punto puedes hacer dos cosas: quedarte con sólo una palabra clave o tomar también la segunda que mayor volumen de búsquedas tenga para usarla como punto de apoyo en tu contenido. Esto depende mucho del criterio del especialista y va en función de la estrategia SEO que haya elaborado. Ahora que ya tienes tus palabras clave, vamos a ver cómo introducirlas en tu contenido.

Elección del título

No siempre tiene porqué ser así pero, lo recomendable será siempre que la palabra clave aparezca en el título. En este caso, tu título podría ser “Las increíbles características del iphone 6” suponiendo que la palabra clave que hayas escogido sea “características del iphone 6”. Aunque tampoco está estrechamente relacionado con el posicionamiento, es otro dato importante a tener en cuenta: procura que tu título sea lo más apetecible posible ya que de esta forma incitas a los lectores a revisar el resto del contenido. Ten en cuenta que, si alguien busca las características del iphone 6 en Google, lo más probable es que le aparezcan varios resultados y entre esos resultados debes conseguir que se encuentre tu artículo. ¿Con cuál de ellos crees que se va a quedar el usuario? Pues lógicamente con aquel que despierte más su interés, de ahí la importancia de hacer títulos relevantes y atractivos.

Título correcto para post.

Imagen de un chico al que le gusta nuestro blog.

Etiquetas H1, H2, H3

Se trata de etiquetas en código HTLM que son leídas por el buscador para obtener información sobre la temática del contenido por eso es importante tenerlas en cuenta y añadir en ellas, en la medida de lo posible, la palabra clave que hemos elegido. Por ejemplo:

  • H1: Las increíbles características del iphone 6″
  • H2: Sabemos que lo estabas esperando. Te contamos las increíbles características del iphone 6 recién salido del horno.
  • H3: ¿Qué diferencia las características del iphone 6 del iphone 5?

Estas etiquetas son un gran apoyo para la iniciación a nuestro contenido, por tanto, te recomendamos que las uses siempre que puedas.

Uso de las palabras clave

Lo primero que es importante tener en cuenta en este apartado es escribir para usuarios y no para motores de búsqueda. ¿Esto qué quiere decir? Que debemos usar las palabras claves de manera que no entorpezca la lectura del contenido por parte del usuario. Puedes entender esto si te pones desde punto de vista del lector ¿Te gustaría leer un contenido en el que se repite hasta la saciedad un mismo término? Probablemente no. Con total seguridad te sentirías bastante molesto y dejarías de leer el contenido. Google esto también lo tiene en cuenta y por eso revisa la forma en las que las palabras clave son insertadas en el texto y cómo son presentadas. Las palabras clave deben ser insertadas en el texto de manera natural y fluida, nunca de forma forzada. Esta es la verdadera clave.

Las principales reglas de todas son: que la redacción del contenido sea fluida, que mantenga la atención del lector y que la lectura sea fácil y provechosa. Si cumplimos estas reglas ya tenemos una buena parte del camino andado.

Otro aspecto importante en cuanto al uso de las palabras clave es el que ya introducíamos en párrafos anteriores. Puedes usar la misma palabra clave con variaciones semánticas o puedes usar dos palabras clave e introducir variaciones semánticas, esto ya depende de la estrategia que hayas trazado y de lo que esperes conseguir o las palabras que quieras posicionar. Pero vamos a suponer que has escogido solamente una palabra clave y es la que venimos trabajando a lo largo de todo el texto: “características del iphone6”. Lo ideal, en cualquier caso, es que no la repitas más de una vez por en el contenido de tu artículo, sino que utilices variaciones semánticas para completar la densidad óptima de palabras clave.

Densidad de palabras clave

La densidad de palabras clave que suele ser usada oscila entre el tres y el seis porciento. Usar un porcentaje u otro dependerá de algunos factores como, por ejemplo, la extensión de nuestro artículo. Es decir, si cuentas con dos palabras clave principales y, quizás, cuatro variaciones semánticas de esas palabras, es posible que puedas usarlas todas e introducir una densidad de palabras clave del 6 por ciento sin que resulte demasiado cargante para lector.

Siempre que el texto te lo permita, esto es óptimo pero si no puedes hacerlo porque resulta demasiado pesado para lector, no te preocupes, el contenido de calidad se posiciona muy bien por sí solo. De hecho, existen estrategias de optimización en las que se utilizan porcentajes más bajos e igualmente obtienen óptimos resultados. ¿Cómo lo consiguen? Generando contenidos de calidad, eligiendo correctamente la palabra clave y apoyándose en las variaciones semánticas que tanto le gustan a Google.

Otros aspectos para optimizar correctamente el contenido

  • Imágenes: Las imágenes también forman parte del contenido, de hecho, es una de las partes que más despierta la atención de los usuarios. La elección de una buena imagen determina, en muchos aspectos, que un contenido termine siendo leído o no. Así que apoya tus contenidos siempre en buenas imágenes.
  • Ortografía: No tiene que ver con el optimización del contenido pero podemos garantizarte que si el texto contiene faltas de ortografía o expresiones gramaticales erróneas, los lectores pueden tildar la publicación de poco sería o profesional y hacer que ésta pierda su relevancia aunque el contenido que ofrezcas sea muy útil, así que si no estás muy seguro de poder generar un contenido ortográfico y gramaticalmente correcto, lo mejor será que cuentes con la ayuda de un redactor de contenidos para la creación de estos o para su corrección.

Estos han sido todos los consejos que hemos recopilado para ayudarte a hacer la optimización del contenido correctamente. Si sigues cada uno de los pasos cuidadosamente, tu contenido será fácilmente indexable y te proporcionará un buen posicionamiento. Ahora sólo te queda escoger un buen curso de redacción de contenidos y “voilá”… Estarás a punto para generar tus propios contenidos de calidad.

Y tú, ¿aplicas estos factores a la hora de optimizar tus contenidos?

¿Añadirías alguno más?. Si es así me gustaría saber que factor añadido adoptas para dejar tus contenidos “full equip”, para ello te invito a que dejes tu comentario en nuestro feed y así intercambiar impresiones. Nos vemos por aquí. Saludos y ¡hasta pronto! 😉

Recibe todos nuestros consejos en tu Email.
Suscríbete a nuestro boletín y recibe multitud de consejos para mejorar tu estrategia en internet.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)

No hay comentarios para "Cómo optimizar el contenido correctamente"


    ¿Quiéres dejar tu comentario?

    Posts Relacionados: